Los podólogos aconsejan poner a los niños calzado hecho con material natural, flexible y que lleve sujeciones

El Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid (COPOMA) ha aconsejado a los padres que, con motivo de la «vuelta al cole», compren a sus hijos calzado hecho con material natural, flexible y que lleve sujeciones.

Asimismo, han subrayado la importancia de que utilicen calcetines de algodón u otras fibras técnicas, usarlos solo unas horas del día ya que es recomendable que en casa estén con los pies libres y usen un calcetín antideslizante, excepto si el niño lleva plantillas, para lo que sí es aconsejable su uso más continuado.

En las actividades deportivas extraescolares que se practican descalzo, como la natación o las artes marciales, el organismo ha aconsejado utilizar escarpines por vestuarios o piscinas, para evitar la aparición de papilomas. Además, es conveniente hacer un seguimiento, pues cuanto antes se detecten la verrugas plantares más eficaz es el tratamiento y menos doloroso el problema.

En el caso de que se realicen actividades que requieran calzados concretos, como fútbol, tenis, balonmano, baloncesto o danza, han destacado la importancia de que se lo pongan solo para la práctica deportiva.

Por otra parte, los expertos han aconsejado realizar una inspección frecuente de los pies de los hijos, incluida la zona entre los dedos, y también del calzado, por si aparecen aristas u otras anomalías; cortar las uñas en línea recta, sin redondear ni dejar picos o esquirlas que se pueden infectar; revisar la marcha de los niños a los 6 años, pues es cuando ya es similar a la de un adulto; y hacer caso a los niños cuando se quejan de dolor en cualquier parte del pie, tobillo o extremidad inferior.

«Hay alteraciones asociadas al desarrollo y al cartílago de crecimiento que pueden aparecer en la infancia y requieren un diagnóstico precoz y tratamiento adecuados. En estos casos el profesional de la Podología será quien lo determine», han zanjado.

Fuente de la noticia :ABC