MÚSICOS

Musicos

Según una investigación, el 78% de los músicos sufren lesiones crónicas por el uso de los instrumentos de modo incorrecto o excesivo. Dicho estudio refleja una mayoría de lesiones músculo-tendinosas y articulares, que habrán de precisar tratamiento médico (anti-inflamatorios, fisioterapia, etc.) y de medidas preventivas (reeducación postural, deporte simétrico como la natación, etc.), pudiendo incluso hallarse beneficio en la musicoterapia. Se hace una comparación entre músicos y deportistas, considerando el entrenamiento de estos antes de la competición. Así que aquellos deberían adoptar métodos de calentamiento y relajación antes de sus actuaciones, a fin de evitar lesiones del aparato locomotor.

Sabiendo de las causas (movimientos repetitivos y posturas incorrectas), lo ideal sería la prevención de las lesiones en los músicos, mediante la adecuada posición y disposición de cada articulación con respecto al resto del cuerpo y al instrumento, e incluso con la práctica complementaria de un deporte simétrico como se apuntó al principio. Y si el daño ya está hecho, aplicar el tratamiento oportuno: terapias rehabilitadoras y de relajación muscular, a través de técnicas de fisioterapia y otras.