FASCITIS PLANTAR VS ESPOLÓN CALCÁNEO

FASCITIS PLANTAR  VS ESPOLÓN CALCÁNEO

 

 

        El Espolón Calcáneo es una consecuencia de la fascitis, es decir, no hay espolón sin fascitis.

 

Qué es la Fascitis Plantar:

Es la inflamación de la fascia plantar debida, por lo general, a un exceso de uso (muy común en los deportistas), un estiramiento de la misma, o la presencia de ciertos factores predisponentes. Estas situaciones suelen generar en el tejido una serie de microtraumatismos que el organismo no tiene tiempo de reparar, de modo que terminan por producir su degeneración.

La mayoría de los casos de fascitis plantar se presentan en individuos varones activos de entre 40 y 70 años. Se trata también de un problema habitual entre los deportistas.

 

Qué es el Espolón calcáneo:

Es una pequeña formación ósea que se forma sobre el hueso calcáneo (hueso del talón). Aparece al estar sometida la planta del pie a una presión importante durante un período prolongado de tiempo.

Causas:

Los talones tienen que soportar todo el peso del cuerpo. Con la marcha, la carga que soporta el talón es 20 veces superior al peso corporal. Dicha carga se atenúa por una almohadilla adiposa (de grasa) por debajo del talón y por una fascia (vaina fibrosa que protege los tendones y músculos) por debajo de la planta del pie.

  1. Exceso de carga en el pie causada por correr largas distancias, especialmente en terrenos desfavorables con pendientes pronunciadas o superficies desiguales. El empleo de un calzado inadecuado, con la suela demasiado blanda o una sujeción deficiente del arco plantar o del talón, puede tener las mismas consecuencias.
  2.  Pies planos o excesivamente arqueados.
  3.  Exceso de peso.
  4.  Presencia de un tendón de Aquiles tenso (el tendón de Aquiles es el que conecta los músculos de la pantorrilla al talón).
  5.  Debilidad del músculo sóleo, que es un músculo situado en la pantorrilla por debajo del gemelo. Este músculo es el encargado de la flexión de la planta del pie, de modo que si se encuentra alterado, el paciente tratará de corregir la falta modificando su paso y pudiendo provocar así otro tipo de lesiones.
  6.  Edad: a medida que envejecemos la fascia plantar va perdiendo elasticidad. A esto se suma que la musculatura que participa en el movimiento del pie también va perdiendo su fuerza, y su capacidad de regeneración disminuye. Además, la capa de grasa presente en el talón, y que amortigua gran parte del impacto recibido por el pie, también disminuye, favoreciendo la aparición de lesiones en la fascia. 

 

Es por ello que cuando existe una sobrecarga de los músculos de la pantorrilla o del tendón de Aquiles se produce una mayor tensión sobre la fascia, tendones y músculos del pie.

Cada vez que se siente, que duerma, o descanse sus piernas, los músculos de la planta del pie se contraerán con la intención de proteger la zona lesionada de la fascia.

En estos momentos el dolor ha desaparecido, pero en cuanto se levante el dolor aparecerá de nuevo. Y en cuanto comience a moverse, la fisura en la inserción de la fascia se agravará .

Esta sobrecarga por tracción puede producir inflamación e incluso pequeñas fisuras en la fascia en su punto de inserción sobre el hueso calcáneo. Para compensar el daño repetido en la inserción de la fascia, en la parte anterior del hueso calcáneo (talón), el cuerpo intentará repararla de la misma manera que una fractura ósea, es decir rodeando y protegiendo la zona lesionada mediante un proceso inflamatorio, que posteriormente se calcifica. Ello tiene como resultado la aparición de una formación ósea en el talón llamada espolón calcáneo.

Pero no es el espolón en sí lo que duele. El espolón es el resultado de una sobrecarga prolongada en la fascia y de su inserción en la planta del pie.

Síntomas:

Dolor, a veces incapacitante, ya sea en la planta del pie o en el talón.

Este suele presentarse desde primera hora de la mañana, cuando el paciente está recién levantado, y va cediendo a lo largo del día, mejorando con el descanso.

Si se produce una marcha prologada el dolor suele empeorar, aunque también es posible notarlo simplemente estando de pie o incluso en reposo.

En ocasiones el dolor de una fascitis plantar puede acabar alcanzando el tobillo, tendón de aquile, gemelos o incluso los dedos de los pies.

Un dolor intenso, como pinchazos, en la parte interna del talón que desaparece típicamente en reposo, pero que empeora al ponerse de pie, siendo también más intenso por la mañana, podemos ir pensando que puede  haberse desarrollado un  espolón.

El dolor puede ser tan intenso que impida realizar las actividades diarias habituales

Diagnóstico:

Se buscará evidencias de hinchazón, enrojecimiento de la zona y sensibilidad a la presión en el talón. Se realiza también un estudio de la marcha informatizado con sistema baropodométrico para evaluar las presiones.

En algunas ocasiones, si el dolor es muy intenso, pueden tomarse radiografías o ecografías para descartar otro tipo de lesión, como un espolón, pero por lo general no suele recurrirse a este tipo de técnicas.

No obstante, el diagnóstico adecuado de la fascitis plantar es fundamental para poder instaurar un tratamiento adecuado al pie del paciente con el fin de que su dolencia desaparezca.

Tratamiento:

El tratamiento que recomiendo incluye:

Reducir la actividad con reposo relativo, aplicación de frío mediante bolsas de gel refrigeradas, pomadas de uso tópico antiinflamatoria y necesariamente la modificación del reparto de fuerzas plantares con plantillas o soportes plantares termoconformados. Un calzado adecuado sirve como remedio y como prevención. En casos agudos y como medida paliativa puede realizarse un vendaje funcional que elimine la tensión plantar medial (dura aproximadamente de 2 a 3 días) o inyecciones de colágeno directamente en la inserción fascial plantar talar.

Una vez desaparezca el dolor que dependerá de la afectación y de su evolución en el tiempo, se recomienda realizar fisioterapia hacer ejercicios de estiramiento.

Dra. María Acedo

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>